Ellie, la adolescente cuyos senos no paran de crecer.

Vimos que la teoría sintética defendía que las variaciones de los descendientes de una especie se deben a las mutaciones en el ADN producidas al alzar, pero como bien apuntaba, no todas ellas resultan favorables.

En el siguiente enlace, se muestra una noticia que cuenta un caso de una enfermedad muy extraña llamada Hipertrofia virginal. Esta enfermedad es una afección médica benigna poco frecuente que causa el crecimiento excesivo, difuso y en algunos casos discapacitante de uno o ambos senos durante la pubertad. Se piensa que la hipertrofia juvenil de los senos se debe a la hipersensibilidad a las hormonas femeninas, al estrógeno  y a la progesterona. Puede que haya un componente genético que contribuya a un aumento en la sensibilidad del tejido mamario a las hormonas del desarrollo femenino. Todavía no existe una cura contra esta enfermedad

http://noticias.aollatino.com/2012/03/15/ellie-jaycock-senos-macromastia-juvenil/

La pregunta es la siguiente, si en un futuro ocurriese cualquier problema que hiciese que las mujeres con mayor facilidad para sobrevivir fuesen aquellas con los senos más grandes, esta enfermedad se podría mediante el proceso de especiación o selección natural y se convertiría en un regalo en lugar de ser una enfermedad?

Esta entrada foi publicada en evolución e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta