El CIPF lidera la investigación en genómica computacional europea financiada con 6 millones de euros.

El proyecto permitirá ir hacia una medicina más personalizada.

– Permitirá estudiar el genoma en su globalidad

– La iniciativa ha quedado en primera posición en la Convocatoria 2012 del VII Programa Marco Europeo de Proyectos de Investigación en Salud

– La Comunidad Valenciana se posiciona como referencia competitiva y líder en Europa en bioinfórmatica y genómica

España, mayo de 2012.- La científica del Centro de Investigación Príncipe Felipe Ana Conesa, investigadora Jefa del Laboratorio de Genómica de la Expresión Génica del Departamento de Bioinformática y Genómica del CIPF, lidera un proyecto europeo que permitirá estudiar el comportamiento celular de forma integral, con la finalidad de elaborar predicciones útiles para la práctica clínica en situaciones de enfermedad o tratamiento farmacológico. El proyecto está valorado en seis millones de euros, y ha sido obtenido en la Convocatoria 2012 del VII Programa Marco Europeo de Proyectos de Investigación en el área de Salud, y por la relevancia de la iniciativa, ha quedado en primera posición entre los presentados en dicha convocatoria.

– La iniciativa ha quedado en primera posición en la Convocatoria 2012 del VII Programa Marco Europeo de Proyectos de Investigación en Salud

– La Comunidad Valenciana se posiciona como referencia competitiva y líder en Europa en bioinfórmatica y genómica

El proyecto tiene la finalidad de desarrollar métodos matemáticos que sean capaces de analizar el enorme volumen de datos generado por las nuevas tecnologías genómicas de alto rendimiento, tales como la ultrasecuenciación, la proteómica, o la metabolómica. Estas tecnologías “ómicas” permiten obtener de manera rápida y poco costosa una ingente cantidad de datos sobre el estado y composición de las células, hasta el punto de que la capacidad de producir datos es muy superior a la capacidad de las herramientas disponibles para analizarlos, por lo que el análisis de los datos se presenta como una dificultad. Como explica la Dra. Conesa, “con el proyecto pretendemos crear una infraestructura computacional necesaria para dar solución a este reto del análisis, a través de la elaboración de modelos que transformen los datos en información útil que nos permita predecir aspectos de la biología celular humana, como por ejemplo respuestas a tratamientos médicos o los efectos secundarios de un fármaco”.

Asimismo, el proyecto tiene previsto integrar por primera vez los datos de hasta siete niveles de organización del genoma, de manera que se obtenga una visión global e integrada del comportamiento celular y su regulación. Como afirma Conesa, “se trata de desarrollar las herramientas matemáticas para que los investigadores puedan entender cómo interpretar sus propios datos genómicos de la manera más amplia posible, y usarlos para elaborar predicciones útiles en la práctica clínica.

En el proyecto participan prestigiosas instituciones como el Instituto Karolinska de Suecia, el London Imperial College of Science Technology and Medicine (ICL) o la Universidad de California (Irvine); y cuenta además con empresas líderes europeas que generarán software amigable para asegurar que los descubrimientos tengan una fácil aplicación en el ámbito biomédico.


 

Esta entrada foi publicada en Revolución genética, videos e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta